INDEPENDIENTE EMPRENDE LA RUTA DE SU SEGUNDA FINAL COPERA

El Independiente del Valle contrató un vuelo chárter para llevar a jugadores, entrenadores, directivos y ejecutivos de las empresas auspiciantes a Asunción, Paraguay ante el Colón.

Las gestiones empezaron hace un mes, luego de que selló su clasificación a la final de la Copa Sudamericana, por primera vez en su historia. En el 2016, el equipo jugó la final de la Libertadores.

En la planificación no se esperaba llegar tan pronto a la disputa de otra final internacional, pero con la experiencia de la anterior se armó la logística, confiesa Óscar Lara, gerente deportivo del club rayado.

La aeronave será abordada por 120 personas y saldrá desde Quito hacia Asunción mañana, a las 08:37.

La contratación del chárter es la principal inversión para el desplazamiento. ¿La razón? La Conmebol se encargará del resto de gastos, que incluyen hospedaje, alimentación y utilización de canchas de entrenamiento.

Hace un mes, el organismo rector del fútbol convocó a representantes de los cuatro clubes semifinalistas. Según cuenta Lara, se determinó que los finalistas serían nombrados equipo 1 y equipo 2.

Independiente es el equipo 1 y, por ello, se le asignó el hotel Crown Plaza, de la capital paraguaya. Además, para sus prácticas se determinó el uso de la cancha del estadio de Defensores del Chaco.

La final será el sábado, a partir de las 15:30 (de Ecuador) en el estadio General Pablo Rojas, conocido como la ‘Nueva Olla’, con capacidad para 45 000 espectadores. Las entradas se agotaron con anterioridad y fueron adquiridas mayoritariamente por hinchas del equipo argentino, quienes viven en Santa Fe, a unas 12 horas por tierra de la capital paraguaya. Entre 3 500 y 4 000 policías se encargarán de la seguridad durante el compromiso.

Los jugadores del cuadro rayado también tendrán custodia en sus desplazamientos a los entrenamientos. Según la planificación, el club se entrenará el día previo, a la misma hora del partido. El viernes por la mañana se tiene previsto el reconocimiento del escenario.  (Fuente El Comercio)

Comments are closed.